Sólo podrás recargar la batería hasta el 60%: la polémica medida de Samsung para evitar que explote el Galaxy Note 7

0
322

Samsung tomó medidas para evitar que exploten las baterías de su nuevo modelo, el Galaxy Note 7: limitar la carga de la batería.

La noticia saltó como la pólvora y empañó el lanzamiento del Galaxy Note 7, el último modelo con el que Samsung pretende competir con la séptima generación de los celulares iPhone de Apple.

El escándalo sobre la explosión de las baterías del nuevo teléfono de Samsung trascendió a la prensa internacional.

Y en los últimos días, los casos reportados no dejaron de aumentar.

Uno de los más trágicos sucedió hace tan sólo unos días cuando uno el aparato estalló en las manos de un niño de 6 años, quien sufrió quemaduras y tuvo que ser hospitalizado (aunque ya se encuentra en buen estado).

Y otro usuario en Florida (EE.UU.) dijo que el teléfono le había explotado mientras lo cargaba en su Jeep, incendiando el auto, que quedó calcinado.

Samsung indicó que estaba “investigando” la situación. Y ahora ha decidido tomar una nueva medida: evitar que sus usuarios puedan cargar el celular al máximo, sólo hasta el 60%, para que así la batería no explote.

Samsung tomó medidas para evitar que exploten las baterías de su nuevo modelo, el Galaxy Note 7: limitar la carga de la batería.

En busca de soluciones

Una de las primeras medidas que anuncio fue la suspensión de las ventas de su nuevo celular, el cual ya había sido lanzado en 10 países desde el 19 de agosto.

Les pidió a todos sus clientes que hubieran comprado un Galaxy Note 7 que lo apagaran y lo devolvieran al lugar de compra lo antes posible para que pudiera ser reemplazado (unos 2,5 millones de dispositivos).

Pero no todos los clientes lo hicieron.

Y Samsung quiere ahorrarse disgustos evitando nuevos accidentes, por eso decidió limitar la capacidad de carga la batería gracias a una actualización OTA (anglicismo de “over the air”, por el aire, en español) de software.

Efectivamente, la solución está dirigida a aquellos usuarios que tengan un Galaxy Note 7 y todavía no lo hayan devuelto, ignorando las advertencias de la firma tecnológica.

Sin embargo, algunos críticos la ponen en entredicho.

Una “medida desesperada”

“Mantener la batería al 60% o menos y hacer una actualización para resolver un problema de hardware no será bien recibido por la mayoría de los usuarios“, le contó a la BBC Chris Jones, experto en telefonía móvil y fundador de Canalys.

“La mayoría de ellos querrán deshacerse del aparato cuanto antes, si es que todavía no lo hicieron”, añadió el experto.

Según Jones, “los competidores de Samsung harán su agosto por las comparaciones de la vida de la batería de este dispositivo”.

La noticia ocupó la portada de este miércoles de dos de los principales diarios de Corea del Sur: JoongAng Daily y Seoul Shinmun.

La medida pondrá en marcha en Corea del Sur a partir del 20 de septiembre, según los diarios surcoreanos.

En cualquier caso, la compañía todavía no explicó si adoptará esta solución o una similar en otros países donde se haya vendido su Galaxy Note 7.

“Yo diría queno es la mejor solución“, le dijo a la BBC Will Stofega, de la empresa tecnológica IDC.

Por su parte, el analista de SK Securities Peter Yu lo considera una “medida desesperada”, tal y como le explicó a la agencia de noticias AP.

Un vocero de Samsung dijo que la compañía trabajó “intensamente” para asegurar que la calidad de las baterías quedaba ahora garantizada.

“En base a una inspección minuciosa estamos seguros de que el problema de las baterías fue resuelto por completo en los dispositivos reemplazados”, agregó.